hidratos de carbono y glucosa en ensalada

Descubre cómo detectar hidratos de carbono y glucosa en tu dieta

Hidratos de carbono y glucosa son dos conceptos que siempre se asocian juntos. Si te apasiona el mundo del fitness, seguro que habrás escuchado miles de veces que los hidratos de carbono ¡son los reyes del universo! Empezaron a formar parte esencial de mi vida, cuando decidí entrenar en serio.

Por otro lado, los hidratos también tienen sus detractores, es lo que conlleva la fama… Existen dietas que no los quieren ni ver en el plato y lo mismo ocurre con la glucosa, es mencionarla y todo el mundo sale corriendo para que no se le adhiera al cuerpo. Sin embargo, la glucosa no cuenta con la suerte de los hidratos. Prácticamente no tiene seguidores.

Lo que sí está claro es que hidratos de carbono y glucosa son nutrientes importantes en la dieta de las personas. Una dieta que debes cuidar al máximo si quieres lograr un aspecto y condición física completamente saludables (te lo digo por experiencia). La clave del éxito es muy sencilla: solo tienes que saber qué tipo de hidrato o glucosa llevan los alimentos que comes, y si estos son “buenos o malos” para tus objetivos.

Hidratos de carbono, ¡energía pura y dura!

Hidratos de carbono o carbohidratos, también son conocidos como glúcidos. Todos estos sinónimos hacen referencia al mismo nutriente. Los hidratos de carbono son moléculas que nos proporcionan energía de forma inmediata y son indispensables para tu supervivencia. Sin ellos, ni el más espartano podría sobrevivir.

Durante la digestión, los hidratos de carbono de los alimentos se metabolizan en glucosa, la cual es absorbida por las paredes del intestino. Así es como obtienes energía al instante. Exactamente lo que notas cuando, por ejemplo, te tomas una barrita energética repleta de cereales y fruta. Al comerla, te sientes con más fuerzas, ¿cierto?  

¿Qué alimentos contienen carbohidratos?

  • Cereales
  • Frutos secos
  • Azúcar (en su forma natural: caña de azúcar, remolacha y miel)
  • Frutas y verduras
  • Tubérculos
  • Legumbres

Glucosa, un tipo de hidrato de carbono

¿Sabías que la glucosa es el compuesto orgánico más abundante en la naturaleza? Es una forma de azúcar que está presente en las frutas y la miel pero también se obtiene de la metabolización de otros hidratos como acabamos de ver. Por tanto, la glucosa es un tipo de hidrato de carbono.

La glucosa también es un nutriente muy importante en la dieta de las personas porque es la primera fuente de la que obtenemos energía. Durante la digestión, las moléculas pasan de forma inmediata al torrente sanguíneo y no tienen que atravesar por ningún proceso metabólico. Vamos, lo que se llama chute directo… Imagina lo importante que es la glucosa que es el único nutriente que alimenta al cerebro.

Clasificación de hidratos de carbono y glucosa

Llegados hasta este punto, quizás estés pensando que no pasa nada si consumes grandes cantidades de carbohidratos. Al contrario, como haces mucho ejercicio, puedes pensar que incluso es mejor ya que proporcionan energía a tope. Pero esto no es cierto. Debes tener cuidado con el consumo excesivo de hidratos de carbono y glucosa.

Debes saber que los hidratos de carbono se diferencian según la cadena molecular de la que están compuestos, cosas que solo puedes ver a través de microscopios, y que ahora tampoco vienen al caso. Normalmente los verás clasificados como hidratos de carbono simples o complejos.

Hidratos de carbono simples

La glucosa es un hidrato simple. Bien, ¿pero esto qué significa? Habrás notado que cuando tomas alimentos que contienen glucosa te sacias al instante ¿a que sí? En realidad son las células de tu cuerpo las que se sacian.

¿Y qué ocurre con el resto de glucosa que ya no necesita tu cuerpo? La glucosa que sobra no se elimina, se transforma en grasa para cuando el cuerpo necesite utilizar reservas de energía. Recuerda que hace miles de años no existían los supermercados y la despensa era muy difícil de llenar.

Hidratos de carbono complejos

Al contrario, los carbohidratos complejos se digieren de forma más lenta favoreciendo una absorción más completa del alimento. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, cuando te comes un bocata con pan de multicereales. Te sientes saciado mucho más rato y tienes combustible para quemar durante más horas. Ya sabes que el pan (cereales) y las legumbres son alimentos que no han faltado en ninguna cocina desde hace siglos. ¡Yo creo que es por esto!

Si practicas fitness a diario puedes darte cuenta de lo importante que es tomar hidratos de carbono y glucosa, así tendrás toda la energía que necesitas para tus sesiones de entrenamiento. Pero recuerda, no te pases de cantidad y procura escoger el tipo adecuado. De lo contrario, todo el trabajo y esfuerzo que realices entrenando, te dará pocas recompensas. ¡Y ese no es tu objetivo!

Si quieres que sigamos hablando del tema, deja un comentario.